Chiropractic care, should I get checked?

Share

Op/Ed by Dr. Yasellyn Diaz-Veg

Upon my partial return to the office (after being out in maternity leave) I did a presentation. I had to explain what chiropractic care is and why it is so important to get checked. Here is my explanation.

Due to the reputation of chiropractic care helping with back aches, headaches, disc herniations, neck pain and others, people may think that chiropractic is about taking care of only these types of ailments. In reality, it is a lot more than just that!

In 1895 D.D. Palmer founded chiropractic care, with the principle of spinal adjustment to free the body from nerve interference caused by vertebral misalignment he called subluxation. The first adjustment was given to a deaf janitor named Harvey Lillard and the man’s hearing returned.
DD. Palmer thought he had found the cure for impaired hearing, but the first ten patients that came to him for faulty hearing did not respond to chiropractic care hearing-wise. Instead, each one of them proclaimed the care had helped and relieved other body illnesses. One said “My headaches are gone,” another one said “My heart beats regularly now,” and “I’m no longer constipated” according to another patient. Thus, D.D. Palmer began pondering on the cause of disease and just what he had really discovered. (1)

On his 1910 text, 15 years after founding chiropractic, he stated three causes of vertebral subluxations, as the three T’s: thoughts, trauma and toxins as main causes of illness and disease.
Vertebral subluxations are known as areas within the spinal joints that are either misaligned or where there is tension or pressure. If left untreated, there is a great potential to develop disease and degeneration. Nowadays, we know that subluxations involve changes throughout the nervous system, and not just the nerves exiting at the level of the misaligned segment. In other words, vertebral subluxations have a more profound effect into the nervous system in different areas of our bodies, not only locally in the spine. How the three T’s cause subluxations and affect the nervous system? How does it affect our overall health? First of all, let’s talk about trauma, like falls, repetitive movements creating microtraumas, accidents and even forceful birthing procedures that pull and twist a baby’s head, playground injuries, falls caused by learning how to walk, or even bad posture. After any of these events the body will try to stabilize these areas causing tugging or pulling in the musculature, without any treatment, healing will occur in an abnormal form which will cause further degeneration unless something is done to restore the integrity of the area. (2)

Chemical exposure and emotional stresses can affect the body and cause subluxations. The nervous system can perceive these non-physical stressors as threatening and directs the muscles to react and the body to brace itself holding bones in positions that can cause imbalances in the spine. Muscles moves bones only if the nerve impulses coming from the brain and spinal cord tells them to do so. Therefore, alterations and misalignments in the spine and its curvatures are the result of internal neurological response to the presence of the three T’s. (2)

When our brain senses stress or harm either from trauma or from either of the other two T’s causes of subluxation, it responds in a protection mode, activating the fight or flight response in our bodies. Our whole body is neurologically interconnected to respond through signals. The signals that inform our brain from our status come from our body and mind. While stressful mental activity include negative, angry, fearful or depressed thoughts, physical traumas and chemical toxic exposures represent negative “body thoughts” influencing the same centers of the brain as these mental thoughts do, according to Dr. Gustitus. (2) These harmful signals reach conscious and unconscious areas of our brain. It also influence our brain and whole body function including the possible release of further stress neurochemicals and hormones that will have a detrimental effect in our internal organs and overall health.

Chiropractic adjustment, whole body exercise, proper nutrition intake (of great quality and proper amounts) and positive thoughts contribute to enhance the function of our nervous system and our healing.

A study presented at the International Research and Philosophy Symposium held at Sherman College was conducted over a three year period.

Approximately 100 volunteers were examined with an electroencephalogram (EEG) before and after chiropractic adjustments. In this study was found that after they received a chiropractic adjustment, post EEG scans revealed improvement in all areas of the volunteer’s brain function. Particularly, the researchers noticed an increase in the meditative Alpha brainwave patterns that are associated with a greater degree of relaxation, health and healing. This is only one of the many studies that relate the advantage of chiropractic adjustment and its effect in improving the communication of the nervous system and the potential to improve our overall health. (3)

We have to remember that the nervous system regulates and controls our body, and that the brain and spinal cord along with the nerves are an essential part of this so important system. Therefore, it is imperative to make sure the nervous system and its impulses are traveling properly in our body, which is what chiropractic care focuses on. Chiropractic care identifies and removes the interference to the nervous system in this way the brain and the body can communicate effectively. While there is a better communication of the nervous system and the body, the body is more likely to heal and respond effectively to the demands of life.

References:
1. Barge F.H.D.C. 2009 One Cause, One Cure LA Crosse, Wisconsin, Vol VI page 23
2. Gustitus, David D.C. Thoughts, Trauma and Toxins-Three Causes of Subluxation, Pathways to Family Wellness, Summer 2013 -issue 38, page 52-53
3. http://www.yourspine.com/ Chiropractic Adjustments Improve Brain Function

El cuidado quiropráctico, ¿debería examinarme?

Después de regresar parcialmente a la oficina (tras haber estado ausente por licencia de maternidad) tuve que hacer una presentación. Durante la misma tuve que explicar de qué se trata el cuidado quiropráctico y cuál es la importancia de examinarse. A continuación mi explicación.

Debido a la popularidad que el cuidado quiropráctico tiene en tratar dolores de espalda, dolores de cabeza, discos herniados, dolor en el cuello y otros, la gente puede pensar que la quiropráctica está relacionada solo con el cuidado de estos tipos de dolencias. ¡Pero, en realidad, es mucho más que eso!

En 1895, D.D. Palmer fundó una nueva profesión de la salud, la quiropráctica. Esta tiene su fundamento en el ajuste espinal para liberar el cuerpo de la interferencia nerviosa causada por un mal alineamiento vertebral que se le llamó la subluxación. El primer ajuste se le dio a un portero sordo llamado Harvey Lillard y su audición fue reiterada. DD. Palmer creyó que había encontrado la cura para problemas auditivos, pero los diez primeros pacientes que vinieron a él con audición defectuosa no respondieron al cuidado quiropráctico en término de mejora en la audición. Sin embargo, cada uno de ellos proclamó que el cuidado había ayudado y había aliviado otras enfermedades del cuerpo. Uno dijo “Mis dolores de cabeza se han ido,” el otro dijo “Mis latidos de corazón son más regulares ahora,” y “Ya no estoy estreñido” según otro paciente. Así, D.D. Palmer comenzó a reflexionar sobre la causa de enfermedad y lo que él realmente había descubierto. (1)

En su texto del 1910, 15 años después de fundar la medicina quiropráctica, declaró tres causas de subluxaciones vertebrales, como las tres T (por sus siglas en ingles): pensamientos (thoughts), trauma y toxinas, como causas principales de las enfermedades. (2)

Las subluxaciones vertebrales son conocidas como áreas en las articulaciones de la columna vertebral que están desalineadas o donde hay tensión o presión. Si se deja sin tratamiento, hay un gran potencial para desarrollar enfermedades y degeneración. Hoy en día, sabemos que las subluxaciones implican cambios en el sistema nervioso y no sólo los nervios que salen de esa área en el nivel del segmento desalineado. En otras palabras, las subluxaciones vertebrales tienen un efecto más profundo en el sistema nervioso en diferentes áreas de nuestros cuerpos, no sólo en la localidad de la columna vertebral. ¿Cómo las tres T causan subluxaciones y afectan el sistema nervioso? ¿Cómo éstas afectan nuestra salud? En primer lugar, vamos a hablar del trauma, como caídas, movimientos repetitivos que crean micro traumas, accidentes y hasta los procedimientos al nacer en donde se hala y/o gira la cabeza del bebé, lesiones causadas por caídas en juegos, cuando aprendemos a caminar, o incluso una mala postura . Después de cualquiera de estos eventos, el cuerpo intentará estabilizar estas áreas tirando y halando de los músculos del área. Sin ningún tipo de tratamiento, la curación se produce en una forma anormal lo que provocará una mayor degeneración a menos que se haga algo para restaurar la integridad de ésta zona. (2)

La exposición a sustancias químicas y estrés emocional puede afectar el cuerpo y causar las subluxaciones. El sistema nervioso puede percibir estos estresores no-físicos como amenazas y dirige los músculos para reaccionar y el cuerpo para prepararse, sosteniendo huesos en posiciones que pueden causar desequilibrios en la espina. Los músculos mueven huesos sólo si los impulsos nerviosos que provienen del cerebro y de la médula espinal les dicen hacer así. Por lo tanto, las modificaciones y alineamiento inapropiados (subluxaciones) en la espina y sus curvaturas son el resultado de la respuesta neurológica interna a la presencia de tres T (pensamientos, traumas y toxinas).

Cuando nuestro cerebro siente estrés o daño ya sea por trauma o por cualquiera de las otras dos causas de la T’s de subluxación, éste responde en un modo de protección y se activa la respuesta de lucha o de huida en nuestros cuerpos. Todo nuestro cuerpo está neurológicamente interconectado para responder mediante señales. Las señales que informan a nuestro cerebro de nuestra condición provienen de nuestro cuerpo y mente. Mientras que la actividad mental estresante incluyen pensamientos negativos, el estar enojados, temerosos o deprimidos; los traumas físicos y exposiciones tóxicas representan “pensamientos del cuerpo negativos” que influyen en los mismos centros del cerebro como estos pensamientos mentales lo hacen, segun Dr. Gustitus. Estas señales nocivas alcanzan áreas conscientes e inconscientes de nuestro cerebro. También influyen en nuestro cerebro y la función del cuerpo entero, incluyendo la posible liberación de neuroquímicos y hormonas de estrés que tendrán un efecto perjudicial en nuestros órganos internos y la salud en general. El ajuste quiropráctico, el ejercicio del cuerpo entero, una la nutrición apropiada (de gran calidad y cantidades apropiadas) y pensamientos positivos contribuyen para realzar la función de nuestro sistema nervioso y nuestra curación. (2)

Un estudio presentado en el Simposio de la Filosofía e investigación Internacional sostenido en el Colegio de Sherman se condujo durante tres años. Aproximadamente 100 voluntarios se examinaron con un electroencefalograma (EEG) antes y después de ajustes quiroprácticos. En este estudio se encontró que después de haber recibido un ajuste quiropráctico, los resultados de los EEG revelan mejoras en todas las áreas de la función cerebral. En particular, los investigadores detectaron un aumento en la meditación en patrones Alfa – asociados con un mayor grado de relajación, salud y curación. Este es uno de los muchos estudios que relacionan el tratamiento quiropr?ctico con una mejoría en la comunicación?n del sistema nervioso y el potencial de beneficiar su salud en general. (3)

Tenemos que recordar que el sistema nervioso regula y controla nuestro cuerpo, y que el cerebro y la médula espinal y los nervios son una parte esencial de este sistema tan importante. Por lo tanto, es imperativo asegurarse de que el sistema nervioso y sus impulsos viajan correctamente en nuestro cuerpo. De esto precisamente es de lo que el cuidado quiropráctico se trata. El cuidado quiropráctico identifica y remueve las interferencias del sistema nervioso de esta forma el cerebro y el cuerpo pueden comunicarse efectivamente. Mientras mejor sea la comunicación del sistema nervioso y el cuerpo, el cuerpo tiene más probabilidad de sanarse y de responder efectivamente a las demandas cotidianas.

(La información provista no debe ser considerada como consejería medica; por favor consulte con su doctor o profesional de salud).