City’s 10-Point Plan to Reform RPD Covers Recruitment, Policies, Training and Officer Wellness

Share
File photo

File photo

Staff report

A new collective bargaining agreement with the Rochester Police Department, reducing the size of the department and having the state change the process for hiring and promotions are among the proposals from Mayor Lovely Warren and a working group to reimagine policing in Rochester.

The proposal also has a provision for the well-being of officers.

The nearly 700-page draft proposal was released at 7 p.m. Feb. 4 in an online news conference and can be downloaded at www.cityofrochester.gov/executiveorder203/.

The proposal is the city’s response to Gov. Andrew Cuomo’s Executive Order 203 that municipalities reform their police departments or risk losing state funding.  The document is due April 1. The mayor will announce how the public can comment on the draft, which had input from the Police Accountability Board, United Christian Leadership Ministries, the RASE Commission and the RPD.

In addition to the proposals, the draft contains background information and the recommendations of each contributing group except the RASE Commission. It still is working on its recommendations and those will be included when submitted.

“This is a very long document,” Warren said in her online presentation of the draft proposal. “We would like for you to take the time to review it and provide us with feedback.”

Residents can comment online at cityofrochester.gov/executiveorder203/. The city also is planning a telephone town hall for those who lack online resources. Additionally, the mayor’s office is holding events with community groups. Those interested can email mayor@cityofrochester.gov to request a presentation.

The last day for feedback is March 3.

Warren said the draft is just that and that the document that goes to City Council for a vote next month will reflect as much citizen comment as possible.

The proposal has 10 major points:

Accountability: Petition the State of New York to amend the Taylor Law and the Triborough Agreement to allow the City to terminate RPD personnel immediately for cause and enable the City to develop a completely new collective bargaining agreement.

Community Engagement and Programming: Advocate for more resources and financial support for programs such as mental health programs; youth and recreation programs; job development; Pathways to Peace; conflict resolution programs; Rise Up Rochester; ROC the Peace; United Christian Leadership Ministry (UCLM) Light the Way; Save Our Youth; Squash the Beef; and other evidence-based programs that include oversight, evaluation, transparency and training so that programs that are effective can be expanded and improved.

Data, Technology and Transparency: Expand the RPD Open Data Portal and Data Sharing with information on police-citizen interaction types, demographics (i.e. age, gender, race) of people involved, type of response and whether force was used, along with all other data that will allow Rochesterians to better understand the nature of police response.

Fostering a Community-Oriented Culture: Fund policies and practices that begin to inoculate the RPD from systemic oppression. These practices should include: educating officers using immersive training methods that teach how systemic racism and other forms of structural oppression, as opposed to mere “bias” or “prejudice,” can influence policing practices; reinforcing this training throughout officers’ careers; testing officers on their knowledge and providing assistance as necessary; and, creating and enforcing disciplinary rules that combat racism, misogyny and homophobia.

Officer Wellness: Consider appointing a Chief Resiliency Officer, similar to the program started by New Jersey Attorney General Grewal. The Chief Resiliency Officer is responsible for ensuring the implementation of the New Jersey Resiliency Program for Law Enforcement. This statewide program aims to help officers “to become better equipped to handle the daily stress of police work that, when left unchecked, may lead to physical ailments, depression and burnout.”

Police Policy, Strategies and Practices: Develop a policy limiting the use of spit socks or hoods and outlining strict guidelines for appropriate and safe use of spit socks if and when they are used.

RPD Recruitment: The city is requesting a complete overhaul of the state civil service hiring and promotion system. It is evident, and research shows that this practice has been, and continues to be, biased against communities of color. The city believes that the deciding factor of whether someone would be a good officer or manager should not be based on how well someone scores on a written civil service exam. The state should immediately convene a Civil Service Commission to review and change the process for governmental hiring and promotions.

Resizing the RPD: Aim to reduce RPD personnel within the next 5-10 years so it can reallocate these resources to other programs.

Response to Mental Health Calls: Support passage of Daniel’s Law and increase funding for first responder systems that appropriately replace police with social workers, mental health providers and other non-police personnel.

Training: Advocate for a change in N.Y. State law to require the state’s Division of Criminal Justice Services (DCJS) to mandate explicit and implicit bias, systemic racism, cultural competency and procedural justice training in the Basic Course for their Police Officer certification program. Mandate that this training be continued through required routine in-service courses. Advocate for funding for this additional mandated training.

 

El plan de 10 puntos de la ciudad para reformar el Departamento de Policía de Rochester abarca la contratación, las políticas, la formación y el bienestar de los agentes

Un nuevo convenio colectivo con el Departamento de Policía de Rochester (RPD por sus siglas en inglés), la reducción del tamaño del departamento y la modificación por parte del Estado del proceso de contratación y ascensos son algunas de las propuestas de la alcaldesa Lovely Warren y de un grupo de trabajo para reimaginar la labor policial en Rochester.

La propuesta también incluye una disposición para el bienestar de los agentes.

El borrador de la propuesta, de casi 700 páginas, se dio a conocer el 4 de febrero a las 7 pm en una conferencia de prensa en línea y puede descargarse en www.cityofrochester.gov/executiveorder203/.

La propuesta es la respuesta de la ciudad a la Orden Ejecutiva 203 del Gobernador Andrew Cuomo, según la cual los municipios deben reformar sus departamentos de policía o se arriesgan a perder la financiación estatal.  El documento debe presentarse el 1 de abril. La alcaldesa anunciará cómo el público puede comentar sobre el proyecto, que cuenta con la participación de la Junta de Responsabilidad de la Policía, el Liderazgo Unido de Ministerios Cristianos, la Comisión RASE y el Departamento de Policía de Rochester.

Además de las propuestas, el borrador contiene información de fondo y las recomendaciones de cada grupo contribuyente, excepto la Comisión RASE. Ésta aún está trabajando en sus recomendaciones y las incluirá cuando las presente.

“Este es un documento muy largo”, dijo Warren en su presentación en línea del borrador de la propuesta. “Nos gustaría que se tomaran el tiempo de revisarlo y nos hicieran llegar sus comentarios”.

Los residentes pueden comentar en línea en cityofrochester.gov/executiveorder203/. La ciudad también está planeando una junta telefónica para aquellos que carecen de recursos en línea. Además, la oficina de la alcaldesa está organizando eventos con grupos comunitarios. Los interesados pueden enviar un correo electrónico a mayor@cityofrochester.gov para solicitar una presentación.

El último día para recibir comentarios es el 3 de marzo.

Warren dijo que el borrador es sólo eso y que el documento que se someta a votación en el Ayuntamiento el mes que viene reflejará la mayor cantidad posible de comentarios de los ciudadanos.

La propuesta tiene 10 puntos principales:

Rendición de cuentas: Pedir al Estado de Nueva York que enmiende la Ley Taylor y el Acuerdo Triborough para permitir a la Ciudad despedir al personal del Departamento de Policía de Rochester inmediatamente por causa y permitir a la Ciudad desarrollar un acuerdo de negociación colectiva completamente nuevo.

Compromiso con la comunidad y programación: Abogar por más recursos y apoyo financiero para programas como los de salud mental; programas juveniles y recreativos; desarrollo laboral; Caminos hacia la Paz; programas de resolución de conflictos; Rise Up Rochester; ROC the Peace; United Christian Leadership Ministry (UCLM) Light the Way; Save Our Youth; Squash the Beef; y otros programas basados en pruebas que incluyan supervisión, evaluación, transparencia y formación para que los programas que sean eficaces puedan ampliarse y mejorarse.

Datos, tecnología y transparencia: Ampliar el portal de datos públicos del Departamento de Policía de Rochester y el intercambio de datos con información sobre los tipos de interacción entre la policía y los ciudadanos, los datos demográficos (es decir, la edad, el género, la raza) de las personas involucradas, el tipo de respuesta y si se utilizó la fuerza, junto con todos los demás datos que permitirán a los habitantes de Rochester comprender mejor la naturaleza de la respuesta policial.

Fomentar una cultura orientada a la comunidad: Financiar políticas y prácticas que empiecen a cambiar la opresión sistémica en la policía de Rochester. Estas prácticas deben incluir: educar a los oficiales utilizando métodos de formación de inmersión que enseñan cómo el racismo sistémico y otras formas de opresión estructural, en contraposición a la mera “parcialidad” o “prejuicio”, pueden influir en las prácticas policiales; reforzar esta formación a lo largo de la carrera de los oficiales; probar los conocimientos de los oficiales y proporcionar asistencia cuando sea necesario; y, crear y hacer cumplir las normas disciplinarias que combaten el racismo, la misoginia y la homofobia.

Bienestar de los agentes: Considerar el nombramiento de un Oficial Jefe de Resiliencia, similar al programa iniciado por el Fiscal General de Nueva Jersey Grewal. El Oficial Jefe de Resiliencia es responsable de garantizar la aplicación del Programa de Resiliencia de Nueva Jersey para las Fuerzas de Seguridad. Este programa estatal tiene como objetivo ayudar a los agentes “a estar mejor equipados para manejar el estrés diario del trabajo policial que, cuando no se controla, puede conducir a dolencias físicas, depresión y agotamiento”.

Política, estrategias y prácticas policiales: Desarrollar una política que limite el uso de cobertores o capuchas para escupir y que esboce directrices estrictas para el uso apropiado y seguro de los cobertores para escupir, si es que se utilizan.

Contratación de RPD: La ciudad está solicitando una revisión completa del sistema de contratación y promoción del servicio civil estatal. Es evidente, y la investigación muestra que esta práctica ha sido, y sigue siendo, sesgada contra las comunidades de color. La ciudad cree que el factor decisivo para saber si alguien será un buen funcionario o directivo no debería basarse en la puntuación obtenida en un examen escrito de la administración pública. El estado debería convocar inmediatamente una Comisión de Servicio Civil para revisar y cambiar el proceso de contratación y promoción gubernamental.

Redimensionar el RPD: Intentar reducir el personal del Departamento de Policía de Rochester en los próximos 5-10 años para poder reasignar estos recursos a otros programas.

Respuesta a las llamadas de salud mental: Apoyar la aprobación de la Ley de Daniel y aumentar la financiación de los sistemas de primera respuesta que sustituyan adecuadamente a la policía por trabajadores sociales, proveedores de salud mental y otro personal no policial.

Formación: Abogar por un cambio en la ley del estado de Nueva York para exigir a la División de Servicios de Justicia Penal (DCJS) del estado que obligue a impartir formación sobre prejuicios explícitos e implícitos, racismo sistémico, competencia cultural y justicia procesal en el curso básico de su programa de certificación de agentes de policía. Exigir que esta formación continúe a través de los cursos rutinarios obligatorios en el servicio. Abogar por la financiación de esta formación adicional obligatoria.